La casa de Sousa


De camino a su casa nos comenta lo seguro que está que no puede tratarse de su juego de llaves el que se uso, además hace hincapie que aunque fuese su juego de llaves el ladrón necesitaría la clave para desactivar la alarma.

Al llegar a casa de Federico vemos que su propia alarma esta sin incidencias y metido en un cajón del recibidor tiene un manojo de llaves con una treintena de llaves diferentes nos indica cual es la que corresponde a la casa de Richman y verificamos que la llave no ha sido copiada recientemente.