El descenso del Sella

Comienza el verano y el calor aprieta. Una buena solución es tirarse al río. Para pasar un buen día una posibilidad es un descenso en canoa. Los ríos Deva y Sella ofrecen servicios de alquiler de canoas por +-15€. 

Antes de llegar recomiendo visitar la Casa Azul en los Tanagos  donde se pueden encontrar gigantescas palmeras y corbatas de hojaldre.

Una vez terminado el descenso y tras una ducha en los propios vestuarios de las empresas de alquiler quedarse a cenar en Llanes es la alternativa que desde la neurona inquieta nos parece muy apetecible.

PD recuerda llevar crema para el sol, algo para beber y unos buenos bocadillos para coger fuerzas a mitad de descenso.

Sugerencias de una neurona inquieta.

La Casa Azul de obligada parada en el camino.

El descenso en una experiencia muy divertida. Con amigos y unas tortillas se baja mejor el rio.

Terminar la jornada cenando en una preciosa villa como Llanes es la guinda del pastel.

Si se dispone de tiempo y se quiere alargar la visita en Asturias a poca distancia de Arriondas se encuentran los lagos de Covadonga. Hacer noche en Cangas de Onis y realizar una excursión por los Picos de Europa puede ser el complemento perfecto para un fin de semana idílico.